Lección para Obama: quizá debió haberse disculpado con Japón

27 de may de 2016

27 de mayo de 2016 — El intento del Presidente Obama de envolver a Japón en una alianza militar contra China y en crear más bases para tropas estadounidenses en Japón, no podrá avanzar por lo pronto, si es que avanza, le dijo el primer ministro de Japón Shinzo Abe al Presidente Obama en Tokio el miércoles 25.

La conferencia de prensa de Abe y Obama estuvo centrada en el asesinato de una mujer japonesa de 32 años que había salido a caminar, a manos de un contratista de la base militar estadounidense en Okinawa. Abe le dijo a Obama que "Cuando se trata de 'proceder con el realineamiento de fuerzas estadounidenses" Japón "no va a poder lograr ningún avance" en vista del "creciente sentimiento antiestadounidense debido al asesinato en Okinawa"

El noticiero CBS News tituló su reseña de la conferencia de prensa "El primer ministro japonés Shinzo Abe reprendió públicamente hoy al Presidente Obama".

Abe se preentó antes los periodistas con Obama a su lado, poco después de la reunión bilateral de los dos líderes en la Cumbre del G7 en Shima, Japón, y le dijo a los reporteros que "al inicio de nuestra discusión con un grupo pequeño, yo presenté firmemente una protesta en contra del Presidente Obama en mi calidad de primer ministro de Japón, con relación al caso reciente en Okinawa... Yo siento un profundo resentimiento por este crimen egocéntrico y absolutamente abominable", y subrayó que el caso ha sacudido no solo a Okinawa sino a todo Japón.

"Yo le expresé al Presidente que dichos sentimientos del pueblo japonés deben tomarse muy sinceramente en serio. También insté a Estados Unidos a que tomen medidas efectivas exhaustivas para evitar una recurrencia y que se encargue de la situación rigurosa y estrictamente".

Abe concluyó: "Tenemos frente a nosotros un camino difícil y desafiante, ahora que buscamos recuperar la confianza que se perdió en el caso más reciente".

En 1995 se había acordado la reubicación de la base aérea Futenma de los infantes de Marina de EU hacia una zona menos poblada de Okinawa después de un caso de violación, pero no ocurrió debido a la oposición del gobernador y muchos de los residentes del lugar que querían que la base se sacara totalmente de la isla.

Después de la cumbre del G7, Obama va a realizar una visita histórica a Hiroshima, sitio del lanzamiento de la totalmente innecesaria bomba atómica del anglófilo Harry Truman, y de lo cual Obama ha dicho no se va a disculpar.