La economía de crecimiento cero y sin futuro de Obama

29 de abril de 2016

28 de abril de 2016 — "El crecimiento casi cero sucede a menudo en la economía a cámara lenta de EU", dice un encabezado de la agencia Bloomberg News de ayer, lo cual no se aplica ahora a la economía china, ni en el futuro.

El comentario vino al caso en ocasión del anunció que daría hoy el Departamento de Comercio de Estados Unidos sobre el crecimiento del producto interno de EU en el primer trimestre de 2016, el cual, luego de recibir mucho masaje, resultó en "crecimiento casi cero", igual que el trimestre anterior. O como lo declaró la Reserva Federal en su reunión mensual, "la actividad económica parece haberse desacelerado en Estados Unidos".

Para marzo, la inversión de capital en las empresas de Estados Unidos había caído durante 9 de los 15 meses anteriores, así como en el año anterior. La inversión en capital representa las órdenes de las empresas por bienes duraderos designados como bienes de capital, sin incluir las aeronaves.

La productividad ha sido efectivamente de crecimiento cero en cinco años.

Bloomberg reseñó también un informe de la Comisión de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) sobre las pérdidas devastadoras de unos $100 mil millones de dólares de la industria petrolera en el territorio de Estados Unidos en el 2015. Según la EIA, solo 40 de las empresas productoras de petróleo más grandes que cotizan en la bolsa en Estados Unidos, tuvieron una pérdida conjunta neta de $67 mil millones de dólares el año pasado; "y la sangría continúa para muchas cuando menos a principios de este año".

Las 18 compañías petroleras de Estados Unidos que reportaron las mayores pérdidas tenían una carga de $57 mil millones en deuda de largo plazo. Estas grandes perdedoras tenían también una proporción alarmante de 99% de su deuda de largo plazo respecto a su capital, según la EIA. Es decir, esas pérdidas le abrieron otro boquete también a los bancos de Wall Street.

Pero la economía de crecimiento cero es también la economía de futuro cero para los jóvenes. Un estudio del Centro de Investigación Pew, del cual informó el Wall Street Journal el 25 de abril, arrojó que los "mileniarios" (los jóvenes que tienen actualmente entre 18 y 34 años de edad, el grupo más grande por edad en la población con 75 millones) tienen un ingreso promedio de 20% menos, en términos reales, del que tenían sus padres cuando tenían la misma edad, a pesar de tener más años de educación. Ese mismo sector tiene 40% más deuda de la que tenían sus padres de la "Generación X" a la vuelta del siglo; tienen una residencia menos estable (solo el 45% vive de manera independiente de sus padres, en comparación con un 51% de la generación de sus padres cuando tenían la misma edad); y tienen una mucho menor seguridad laboral.

De hecho, una "de-generación".