Sicario de la inteligencia británica alardea que la crisis de Brasil marca el fin de la "fantasía del BRICS"

8 de marzo de 2016

7 de marzo de 2016.- En su artículo del 7 de marzo en el diario británico Telegraph, Ambrose Evans-Pritchard, el reconocido corresponsal del servicio secreto de inteligencia británica (MI-6), y de triste fama por su papel en orquestar la operación de calumnias en contra del presidente Bill Clinton, proclama ahora que, desde su perspectiva, la desestabilización de la Presidente brasileña Dilma Rousseff ha entrado a su fase final y su objetivo es acabar con la alianza BRICS por completo.

Con el titular, "La caída de Lula de Brasil marca el final de la fantasía del BRICS", Evans-Pritchard brama como loco que "Brasil es el primero del quinteto BRICS que se desmorona en varios frentes al mismo tiempo, aunque Rusia y Sudáfrica están ambos inmersos en una crisis muy grave, y China se gasta unos $100 mil millones de dólares de sus reservas internacionales al mes. Solo India tiene el viento a su favor. El concepto BRICS se ha vuelto irrelevante". Con el arresto en tribuna pública el viernes pasado del ex Presidente Lula da Silva, aliado cercano de la Presidente Rousseff, Evans-Pritchard pontifica que, "la campaña por el enjuiciamiento político de la señora Rousseff parece de repente imparable". Agrega que los "mercados" esperan que el actual vicepresidente Michel Temer se haga cargo del poder, "agarre el toro por los cuernos de la austeridad y la reforma a la cabeza de un gobierno a favor del mercado".

Cabe destacar que Evans-Pritchard ha sido desplegado personalmente a Sao Paulo, desde donde ha estado escribiendo prolíficamente desde principios de marzo. En una columna en el Telegraph del 3 de marzo, insistió en que Brasil "se dirige directamente a los brazos del Fondo Monetario Internacional. Entre más pronto reconozcan los líderes del país esta realidad sombría, más seguro será para el mundo".

Simultáneamente, la corona británica ha activado a Marina Silva en la campaña para tumbar al gobierno de Rousseff. Silva es un agente "verde" totalmente propiedad de la familia real británica, quien en el 2008 recibió del príncipe consorte Felipe en persona, fundador de la asesina World Wildlife Fund (WWF), el reconocimiento "Premio Conservacionista Duque de Edimburgo" por sus logros ambientalistas. Silva obtuvo el tercer lugar en la primera ronda de las elecciones presidenciales del 2014, pero solo se convirtió en candidata presidencial después de que su compañero de fórmula (ella era la candidata a la vicepresidencia) Eduardo Campos, muriera en un sospechoso accidente de aviación tres meses antes de las elecciones.

En comentarios que publica Folha de Sao Paulo el 6 de marzo, Silva no solo respaldó el arresto de Lula da Silva sino que exigió que Rousseff y su vicepresidente fueran sacados del cargo, no simplemente mediante un juicio político sino mediante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), ya que de este modo, dijo, se revocaría el resultado de la elección de octubre del 2014 que ganó Rousseff, "corrigiendo por lo tanto el error involuntario" del pueblo brasileño, lo cual llevaría a nuevas elecciones presidenciales.