El perverso Tony Blair consiguió puesto en Washington

25 de febrero de 2016

24 de febrero de 2016 — Justo a tiempo para la fase agitada de las campañas presidenciales en Estados Unidos, quién otro que no fuera Tony Blair habría de resurgir de nuevo, esta vez como el principal manipulador tras una comisión de reciente creación, Comisión para Contrarrestar el Extremismo Violento (CVE por siglas en inglés), cobijada bajo el ala protectora del equipo de peritos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). Junto con Blair en calidad de copresidente de la comisión va a estar Leon Panneta, el ex jefe de personal del ex Presidente Clinton y luego ex director de la CIA de Obama.

La comisión que se formará en el CVE contempla producir un informe para fines de julio sobre cómo contrarrestar el reclutamiento de terroristas.

"Quien quiera que sea el próximo Presidente tendrá que hacerle frente a esto", le dijo Tony Blair a un reportero del Washington Post antier. Al hablar desde Washington, y con un tono como si estuviera listo para mudarse a la avenida Pennsylvania número 1600 (dirección de la Casa Blanca), Blair agregó "yo quiero producir un manual de políticas prácticas... algo que, si yo [sic] estuviera en el cargo hoy, me diera una visión integral de las diferentes dimensiones del tema". Luego, con un tonito similar al de actual operativo británico en la Casa Blanca, Barack Obama, Blair agregó que "cualquier cosa que termine por alienar una gran parte del mundo musulmán es contraproducente. Así que seamos claros: necesitamos aliados en esta lucha y ellos son nuestros aliados".

En su portal electrónico oficial, la nueva CVE, que oficialmente es parte de la Iniciativa de Derechos Humanos del CSIS, se va orientar ostensiblemente a "contrarrestar esa ideología y reducir su atractivo en el mundo", un hecho que van a reforzar con la presencia del presidente de Microsoft, Brad Smith y el jefe del Departamento Jurídico de Google, Kent Walker, entre una amplia variedad de académicos y ex funcionarios gubernamentales en el consejo consultivo. Sin embargo, la presencia de Blair en la junta directiva plantea la pregunta de hacia dónde van a estar dirigidos los esfuerzos reales del panel. Justo esta mañana, Intelligence Online reveló que, solo la semana pasada, el hermético Blair estuvo en Arabia Saudita reuniéndose con el rey Salman bin Abdulaziz entre otros.