Fundador de Greenpeace ataca la locura verde del Presidente de Argentina

23 de febrero de 2016

23 de febrero de 2016 — El fundador de Greenpeace, Patrick Moore, quien ha repudiado por completo al grupo por su ideología antihumana, atacó los planes verdes del Presidente argentino, Mauricio Macri, quien está organizando para sustituir la energía hidroeléctrica y nuclear con energía eólica y solar.

En un artículo publicado el 18 de febrero en el portal electrónico de OETEC, un grupo de peritos dedicado a la energía, la infraestructura y el desarrollo tecnológico, Moore denuncia a la organización argentina afiliada a Greenpeace, Fundación Ambiental y de Recursos Naturales (FARN), la cual envió una carta el 5 de enero al Ministro del Ambiente para exigir que detenga la construcción del gran proyecto hidroeléctrico Néstor Kirchner-Jorge Cepernic, financiado por China, en la provincia de Santa Cruz en la Patagonia argentina, así como la planta de carbón de Rio Turbio. Macri ha dejado en claro que coincide con el modelo de despoblación británico que promueve Greenpeace.

Moore señala que a pesar del enorme potencial hidroeléctrico de Argentina, Greenpeace quiere sustituirlo con energía eólica y solar. La oposición a la energía hidroeléctrica, destaca Moore, es "una de las posiciones más irracionales, o mejor dicho, estúpidas que ha tomado" Greenpeace. Pone de relieve que a Greenpeace le importan muy bien poco los seres humanos que perderían sus trabajos y su sostenimiento si se cancelan esos proyectos, y que "si les diéramos credibilidad [a Greenpeace], cerrarían el 98% de la energía mundial que se abastece por combustibles fósiles, o de energía hidroeléctrica y nuclear".La energía hidroeléctrica y la nuclear son las únicas dos tecnologías que pueden sustituir eficientemente a los combustibles fósiles, subraya Moore.

La única manera de tratar con Greenpeace, concluye Moore, es "enfrentarlos directamente. Los argentinos tienen una batalla difícil por delante si el Presidente coincide con esas ideas dementes. Mi esperanza es que salga adelante, y tenga la Fortaleza para resistir a que la arrastren a las dificultades financieras y la decadencia económica" a las que llevan inevitablemente las políticas de Greenpeace.