Primer ministro ruso le da una lección al Time sobre Daesh

18 de febrero de 2016

17 de febrero de 2016 — Si quieres saber lo que le dijo el primer ministro ruso Dmitry Medvédev al corresponsal de la revista Time, Simon Shuster, cuando se sentaron para una entrevista de 40 minutos después de la Conferencia sobre Seguridad en Munich el pasado fin de semana, no te molestes en leer la reseña que publicó Time el 15 de febrero. Time saca el encabezado tendencioso de "Exclusiva: el Premier ruso desafiante insiste en seguir bombardeando a los rebeldes sirios" e informa más sobre lo que ellos piensan que lo que comentó en entrevista el primer ministro ruso.

Sin embargo, el gobierno ruso hizo una transcripción de lo que Time reconoce fue una "entrevista que abarcó muchos temas", y está disponible en http://government.ru/en/news/ 21790. Amerita leerla completa por el informe de Medvédev de que Arabia Saudita está considerando adquirir armas nucleares; la recomendación de que la OTAN "discipline" a Turquía, cuyas acciones "extremadamente irresponsables" han entrampado a la OTAN en su conjunto; y más. Pero cuando Shuster dijo que él no podía entender cómo es que los ataques aéreos en Siria podrían impedir que los terroristas del EIIS ataquen a Rusia, Medvédev le dio una lección que bien pudieran aprovechar otros:

"Trataré de explicar esto ahora. ¿Puedes realmente diferenciar a un miembro del EIIS o DAESH de los miembros de Jaish al-Islam o Jabhat al-Nusra? ¿Puedes diferenciarlos por cómo se ven? ¿Por su ideología? Ni siquiera ellos pueden diferenciarse... Todos son unos matones y terroristas. ¡Eso es lo primero!

"Segundo, la amplitud de sus diferencias religiosas es muy, pero muy hipotética. Se mueven de un lado a otro por varias razones: les pagan más en algún otro lugar o alguien cae en desgracia de alguien más. Así que es muy difícil para nosotros separar a los moderados de los no tan moderados y los buenos de los malos. Es cierto, existe la oposición ideológica a Assad. Es necesario reconciliarse con estas personas. Son parte de la élite de Siria. Ellos representan otra parte más del espectro religioso, la parte sunita. Sin embargo, esos que andan merodeando con armas automáticas, estos definitivamente son tipos que se ganan la vida de una forma totalmente diferente y tienen otros planes...

"Nosotros nos acordamos muy bien de cómo el Talibán se convirtió en Al-Qaeda y cómo Al-Qaeda se convirtió en algo más, y cómo todos estos juntos se transformaron en el Estado Islámico. Esta es la forma de vivir de estas personas.

"Yo dije hoy en mi discurso que enfrentamos una situación en donde el mundo va a empezar a ser manejado por los mentados métodos terroristas. En otras palabras, se va a reconocer que un modelo estilo Daesh es el único método y la única forma de gobernar en el Medio Oriente, es decir, en donde un grupo de personas anda de aquí para allá cortándole la cabeza a la gente con muy poca deliberación. Todo lo demás se vuelve inefectivo. Ellos cobran tributos y están empujando a todos, hablando figurativamente, de regreso al siglo séptimo AD".