El Presidente argentino y Wall Street, arremeten contra los niveles de vida y aterrorizan a los trabajadores

3 de febrero de 2016

2 de febrero de 2016 — Mauricio Macri, Presidente neoliberal de Argentina, ha estado en el cargo menos de dos meses, pero en ese tiempo, bajo la tutela de Wall Street, ha lanzado un ataque total contra los niveles de vida de la población y contra los logros económicos del gobierno anterior. Y a esto, Macri lo califica como "volver a ser un país normal de nuevo"; una normalidad al estilo de Obama, quizás.

La devaluación de la moneda en un 40% a solo unos días de que Macri asumió la Presidencia el 10 de diciembre, provocó un aumento generalizado de 30% o más, en los alimento básicos, incluyendo la carne. Aunque Alfonso Prat-Gay, ministro de Finanzas y ex ejecutivo de J.P. Morgan, dice que espera que la inflación se estanque en el 25%, economistas del sector privado y de la oposición afirman que la inflación va a llegar a un 40% como mínimo. Pronto los sindicatos comenzarán a negociar el incremento de los sueldos, y ya han dejado claro que no van a aceptar el tope de 28% que el gobierno ha fijado, dado el aumento de los precios.

Asimismo, según el periódico Página 12 del 1 de febrero, Juan José Aranguren, ministro de Energía y ex ejecutivo de Schell Oil, anunció el 29 de enero un aumento al precio de la electricidad a nivel nacional, que significará un aumento de un 540% para las personas que viven en las zonas residenciales de clase media, que consumen hasta 300 kvh; los que consumen hasta 1000 kvh tendrán un aumento de 700%. También están planeados aumentos similares en los precios del gas. Ante el aumento de los precios de la carne, Ricardo Buryaile, ministro de Agricultura, le dijo a la población que dejen de comer carne, ¡para que bajen los precios!

Hasta el día de hoy, Macri ha despedido a más de 20,000 empleados públicos, en particular a los que se oponen a sus políticas o que de algún modo están afiliados con el anterior gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En respuesta a esto la Asociación de Trabajadores del Estados (ATE) ya anunció que hará una huelga nacional, cuya fecha la darán a conocer esta semana. Un trabajador del sector público de la ciudad de Rosario, le dijo a EIRNS recientemente, que ella y sus colegas se sienten "aterrorizados" por este nuevo régimen, y temen que en cualquier momento pueden ser despedidos sin razón alguna. El 29 de enero, la agencia de noticias del Estado, TELAM, informó sobre los consejos que Cristina Fernández le está dando a los trabajadores: "¡No hay que estar enojado, hay que estar preparado y organizado! Hay que transformar el enojo en transformación y acción", afirmó.