Establecimiento financiero: "Prepárense para lo peor"

12 de enero de 2016

12 de enero de 2016 – El 10 de enero el Banco Mundial siguió al Fondo Monetario Internacional (FMI) en el mismo pronóstico sobre una desaceleración drástica de la economía mundial en el 2016, y un ex secretario del Tesoro de EU escribió en el Washington Post: "Por qué la Fed tiene que prepararse para lo peor ahora". A pesar de que estas advertencias ponen en evidencia el carácter fraudulento del discurso planeado por Barack Obama para esta noche sobre la "recuperación económica", ignoran ciegamente el problema real de que el colapso económico es cada vez peor y cuál es la solución.

La semana pasada el FMI reconoció que en realidad el comercio mundial total se ha contraído desde la segunda mitad del 2014 a la del 2015. En este informe, el Banco Mundial dice que en el 2016 la "tormenta perfecta" podría golpear la economía mundial y generar una recesión severa, si la desaceleración en los mercados emergentes más grandes se viera "intensificada por el estrés severo en los mercados", como cuando la Reserva Federal provocó la "rabieta por la interferencia" al anunciar prematuramente el fin de la emisión cuantitativa en el 2013.

Al señalar este episodio relativamente menor de la Reserva Federal (un breve paseo por el parque comparado con los crac en los mercados que están ocurriendo ahora) el Banco Mundial muestra su miedo de que la Reserva Federal, habiendo iniciado el aumento en las tasas de interés, vaya a tener que reducirlas de nuevo ahora, lo que causaría pánico por todos los mercados financieros.

Pero lo que es más importante, es que se niega a ver la realidad: no es posible que "el estrés en los mercados" de los sistemas financieros de Europa y Estados Unidos pueda ser el "factor que intensifica" la desaceleración en el sector en vías de desarrollo; estos mercados de deuda trasatlánticos que ahora se están hundiendo son la causa de que haya una desaceleración en el crecimiento en particular en los países del BRICS.

La columna del ex secretario del Tesoro de EU Lawrence Summers en el Post es una advertencia clara de que la volatilidad del mercado a partir del 1 de enero es una señal de que se viene un hundimiento económico y de que la Reserva Federal tiene que estar preparada para tomar acciones "en contra de lo peor". Summers no dice aquí qué acciones; pero obviamente se refiere a volver de nuevo a tasas de interés cero o incluso negativas y a volver a imprimir dinero con más EC (Emisión Cuantitativa) para los bancos.

Esta es una tontería absoluta. Si Alexander Hamilton viviera hoy, en su cumpleaños, consideraría que un banquero del banco central de EU que propusiera imprimir dinero y dárselo a los especuladores bancarios en bancarrota, es un idiota peligroso. El problema son las deudas malas, los activos bancarios inservibles, que no tienen manera de que les paguen por ellos. La solución es cerrar las instituciones de Wall Street cargadas con todos estos activos inservibles, y reemplazar entonces el "dinero perdido" de la economía con crédito federal dirigido a aumentar la productividad y a la creación de nuevo empleo productivo.