Ex embajador de EU: Estados Unidos es una nación asesina

7 de enero de 2016

6 de enero de 2016 — El ex embajador de Estados Unidos en varios países africanos, Dan Simpson, también ex subcomandante del Colegio de Guerra del Ejército, dijo que la reputación de Estados Unidos en el exterior es de una nación asesina y un peligro para la sociedad mundial; prácticamente no tiene aliados y quienes alegan serlo solo se ponen de lado de Estados Unidos en un intento por ejercer cierto tipo de control sobre sus tendencias homicidas.

Simpson escribió en el Pittsburgh Post-Gazzete del 29 de diciembre, donde dijo: “Los demás países solo pueden rezar al dios o a los dioses de su elección para que Estados Unidos no decida hacer su voluntad sobre ellos, ya sea para imponer una forma de gobierno que nosotros creemos que deben adoptar o referirnos a algún error supuesto que hayan cometido como excusa para lanzarles bombas o enviar drones para matar a sus líderes”.

“Nos guste o no”, dice Simpson, “esa es nuestra reputación. La mayor parte de los extranjeros con los que me reúno creen que estamos locos. Prácticamente todos creen que somos un peligro para la sociedad mundial. Algunos de nuestros supuestos aliados se ponen de nuestro lado para tratar de ejercer cierto tipo de control contra nuestras tendencia homicidas”.

Simpson repasa las desastrosas operaciones militares de EU en Afganistán, Irán, Libia y Siria, así como también nuestro papel en la destrucción de Yemen a manos de los saudíes y después agrega: “ Yo supongo que los esfuerzos del señor Obama por concluir su gestión sin que Afganistán o Iraq caigan totalmente en el caos, se puede situar en una especie de desorden obsesivo compulsivo o lealtad de campaña con su otrora oponente en el partido Demócrata, Hillary Clinton. Hace mucho tiempo que debimos haber adoptado la posición de que hicimos todo lo que pudimos en Afganistán e Iraq y es hora de traer a casa a nuestros soldados”.

“Debemos traer nuestras tropas de vuelva a casa. No habrá paz sobre la Tierra hasta que lo hagamos. No seamos asesinos”, concluye Simpson.