Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Los resultados de esta conferencia deben llegar a todos los jefes de Estado a nivel mundial

7 de septiembre de 2020
0905-si_conf-zoom.jpg

7 de septiembre de 2020 — En la sesión del domingo 6, de la conferencia internacional del Instituto Schiller “¿Un plan de guerra hacia el Armagedón o un Nuevo Paradigma entre las naciones soberanas unidas por las metas comunes de la humanidad?”, participó un extraordinario abanico de expertos particulares y gubernamentales de todas partes del mundo para añadir sus voces al pedido del Instituto Schiller por un nuevo sistema económico internacional y por el restablecimiento de la cultura de la razón humana. Helga Zepp-LaRouche al final del tercer panel “La Iniciativa de la Franja y la Ruta se vuelve el Puente Terrestre Mundial: la tarea inconclusa de Franklin Roosevelt” hizo hincapié en que “es posible que algunas personas piensen que hay alguna contradicción entre tratar de solucionar el problema más general, que es lo que nosotros estamos tratando de hacer al hacer esta presión internacional, realmente, sobre los gobiernos del P5, de que ellos tienen que asumir el desafío y solucionar estos problemas, porque ellos tienen la capacidad de hacerlo”.

Jacques Cheminade, presidente del partido político francés Solidaridad y Progreso, al iniciar el cuarto panel de la conferencia “Generar confianza en las relaciones internacionales: El papel de la cultura clásica y el combate a la hambruna mundial”, lo planteó de esta manera: “Un verdadero optimismo genuino, es probar que Estados Unidos de América es grande cuando está al servicio de las causas de la humanidad, cuando evoca el espíritu del Sistema Americano de los padres fundadores, o cuando ubica el espíritu de [la catedral de] Notre Dame o de la cúpula [de la catedral de Santa María de la Flor] de Florencia, como hiciera una vez Trump en uno de sus discursos, o cuando su logística encabeza la pelea contra el nazismo. Yo podría decir exactamente lo mismo para Francia”; y por supuesto de los otros miembros permanentes del P5 también. La doctora Natalia Vitrenko, economista ucraniana, presidente del Partido Socialista Progresista de Ucrania, planteó que “tenemos que enviar las conclusiones de las investigaciones [que presentamos aquí] a los jefes de Estado de todos los países en el mundo”.

Para el domingo en la noche alrededor de 3,000 personas habían visto uno o más de los cuatro paneles de la conferencia. El número de preguntas que llegaron para la conferencia fue mayor que en otras ocasiones.

El extraordinario panel sobre ciencia, “El papel de la ciencia para crear el futuro de la humanidad”, que reunió a importantes científicos de fusión y del espacio, de Estados Unidos, Europa y Sudáfrica, fue una manifestación bastante clara del propósito de esta conferencia. Porque los avances en el desarrollo de la energía de fusión, de la exploración espacial, y el desarrollo de los cuerpos celestes, es fundamental para el futuro de la humanidad, estos científicos participan de lleno en la colaboración internacional en todas las áreas de su trabajo. Las sanciones, los impuestos punitivos, y otras barreras y tensiones, no afectan la labor del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés) por ejemplo, como lo explicó a los oyentes el doctor Bernard Bigot, director general del ITER; y un gran número de naciones de todo el mundo está haciendo contribuciones en ingeniería y producción a este proyecto.

En el panel final, el cuarto panel, Fred Haight del Instituto Schiller, explicó que también, Beethoven compuso su música para la humanidad del futuro y que para un artista como él, los dictados y las pretensiones de los imperios, como las restricciones impuestas por los oligarcas, fueron desdeñados absolutamente.

La sesión sobre “La tarea inconclusa de Franklin Roosevelt”, de la cual hablamos al comienzo de esta nota, presentó el marco más amplio. Se plantearon los requisitos para un desarrollo económico pleno y de empleo productivo —utilizando a la Iniciativa de la Franja y la Ruta como el principal ejemplo actualmente— por Dennis Small del Instituto Schiller; la doctora Natalia Vitrenko, ex miembro del Parlamento; Michele Geraci, ex subsecretario de Estado del Ministerio de Desarrollo Económico de Italia; Hassan Daud Butt, ex director de proyecto del Corredor Económico China-Pakistán, y director ejecutivo de la Junta Provincial de Inversión y Comercio de Jaiber Pastunjuá; Marcelo Muñoz, fundador y presidente emérito de Cátedra China, decano de los empresarios españoles en China; y el doctor Björn Peters, analista de energías quien organiza en la Nuclear Pride Coalition (Coalición por el orgullo nuclear). La doctora Vitrenko, presentó un contraste impactante entre la triste economía de Ucrania — nueva predilecta de la Unión Europea y de la OTAN— y la economía dinámica de Bielorrusia, que está enfrentando una “revolución de color” de parte de la OTAN con el propósito de imponer un cambio de régimen.

El mismo panel presentó a media docena de directivos de la salud pública en la primera fila de respuesta a la pandemia COVID en los estados del sur de Estados Unidos, encabezados por la doctora Joycelyn Elders, ex Cirujano General de Estados Unidos, que está organizando lo que ella llama “cuerpos de salud pública” en coordinación con la propuesta que hizo Helga Zepp-LaRouche en junio. Dos líderes africanos —el embajador de Ghana en Canadá, Alto Comisionado Nii Ayikoi Otoo, y Marlette Kyssama-Nsona, miembro ejecutivo de la Liga Panafricana UMOJA y especialista en temas de salud pública de la República del Congo (Brazzaville) extendieron a África la discusión sobre la necesidad de construir un sistema mundial de salubridad.

Como conclusión de la conferencia, Helga Zepp-LaRouche dijo: “Creo que la idea de que se lleve a cabo la Cumbre del P5 [los cinco países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU], o incluso una Cumbre del P3 —las tres potencias nucleares del mundo, a saber, Estados Unidos, Rusia y China— yo creo que si movilizamos al mundo entero como a un coro de personas que exhortan a que estos, los gobiernos más fuertes, más poderosos a nivel mundial, asuman su responsabilidad ahora… Si existe cualquier combinación de pueblos, como los tres Presidentes, o los cinco Presidentes, y ellos declararan que ‘Esta es una crisis que no tiene precedente. Probablemente nunca en toda la historia hemos pasado por algo así. Así que, proponemos un programa que sí se va a ocupar de las necesidades de las poblaciones del planeta, y eso lo vamos a implementar’ ”, entonces eso es lo que debemos hacer al salir de esta conferencia, con el desafío y la inspiración para movilizar a otros.

En este enlace pueden escuchar (en inglés) toda la conferencia: https://schillerinstitute.com/blog/2020/08/13/conference-war-drive-towards-armageddon-or-a-new-paradigm-among-sovereign-nations-united-by-the-common-aims-of-mankind/